spacer
MENU PRINCIPAL
Home
Presentación
Equipos
Seguro MEDS
Reglamento
Salón de la Fama
Contacto
Arriendo Canchas
Reseña Equipos
ESTADISTICAS
Liga Super
Liga Premier
Liga Master
Liga Honor
Liga Promoción
Gráficos
Ficha Equipos
DELEGADOS
Admin Online

 

 

 

 
Huracán 2-1 Palermo

De la mano de Toledo, Huracán gritó campeón

Figura del Partido: F. Toledo (Huracán).

Goles Huracán: F. Toledo (2)

Goles Palermo: O. Gacitúa


Reporte del partido:

En la cancha número 4 se disputaba el partido más esperado del semestre en la Serie de Promoción. La gran final entre los elencos de Huracán y Palermo que dejaron en el camino a las escuadras de Gremio y Boca Juniors, respectivamente, lo curioso es que ambas semifinales culminaron en empate por lo que el Fair Play fue el factor decidor que les permitió luchar por el título.

Huracán, realizó una campaña solida con tan solo una derrota en la tercera fecha a manos de, coincidentemente, su rival de turno. El jugador clave del “Globo” es su capitán y goleador, Fabrizio Toledo,  que ha anotado 12 de los 35 goles del equipo.

Palermo, por su parte, culmina en la tercera posición de la fase regular siendo una de las porterías menos batidas de la Serie. El goleador de la categoría, Camilo Rosenblatt con 13 tantos, recibió su tercera amarilla en semifinales por lo que era el gran ausente en este encuentro.

Cuando eran las 11 de la mañana los equipos estaban listos para comenzar a disputar el partido, Huracán con camiseta roja, short y calcetas negras dispuso de Maturana en portería, línea de 4 defensores conformada por I. Guzmán, J. Seguel, D.Guzmán y R. Torres. En mediocampo dos para la recuperación C. Camoglino junto a C. Carrasco dejando con mayor libertad a S. Maldonado y S. Díaz. La dupla de atacantes la conformaban C. Ravanal junto a F. Toledo

Palermo, completamente de negro alineó un 4-3-1-2 con el guardameta J. González; J. Aguayo, C. Kanterovit, J. Hernández, J. Rodríguez; en medioterreno F. Orthous, C. Alonso y O. Roa dejando como creación al “10” S. Ramírez; En delantera J. Urrutia y O. Gacitúa.

El árbitro pita y Palermo mueve el balón, los primeros minutos se basaron en un dominio del elenco “italiano” mas sin profundidad alguna, Huracán por su parte esperaba y se dedicaba a contrarrestar la posesión del balón del rival mediante rápidos contragolpes. La primera aproximación manifiesta de gol es para el “Globo” y se dio cercana al minuto 20 de juego, tras un centro conectado por F. Toledo que desvía por muy poco. Huracán se fue soltando en el campo de juego y comenzaba a dominar un poco más las acciones, es así como tras cartón Ravanal desaprovecha la opción de abrir el marcador al elevar su disparo. Cuando parecía más cercano el tanto de Huracán, una notable habilitación entre líneas de J. Urrutia permite el ingreso de O. Gacitúa que tiene tiempo para controlar y definir con tranquilidad, gran jugada y era la apertura del marcador. Palermo hacía su negocio dado que el empate le daba el título debido al Fair Play, por lo tanto Huracán debía proponerse dar vuelta el marcador para ser el campeón de la Serie.

Cuando el cronómetro superaba los 35’ los Rojos tendrán la oportunidad más clara de gol, un lanzamiento de esquina es aprovechado por los atacantes quienes ganan en el aire y cuando el portero González no tenía más que seguir la trayectoria del balón con la mirada, aparece J. Hernández para despejar en la línea. Los jugadores e hinchada de Huracán no lo podían creer, el arco parecía estar cerrado para ellos. Sin embargo, no cesarían en sus intentos de igualar el marcador y es así como un pase en profundidad para F. Toledo sería el inicio de la jugada del empate; el capitán de Huracán resiste a su marcador y engancha sorpresivamente hacia “adentro” quedando en inmejorable posición, con toda calma coloca el balón al segundo palo siendo inatajable para J. González que no alcanza a ejercer respuesta alguna. Gran gol para Huracán y el empate era un marcador más justo dado lo visto en esta primera fracción.

Tras el gol Palermo no conseguía volver al juego, dado que Huracán continuaba con su afán de aumentar el marcador y en los minutos finales de esta primera fracción tanto Ibaceta como Toledo tendrán la opción de anotar de media distancia, el primero dispara con mucha potencia elevando el envío mientras que el intento del segundo va directamente a las manos del portero. Así culminó una primera parte que se puede dividir en dos, en un inicio Palermo era quien dominaba el balón sin encontrar la forma de inquietar al portero D. Maturana, el punto de inflexión del partido se da en el gol de O. Gacitúa que motiva a Huracán y comienza a atacar con más profundidad siendo el claro dominador de los últimos minutos en este primer lapso.

Termina el período de descanso y los equipos ya estaban listos para continuar el encuentro, los primeros minutos de esta parte fueron de mucha disputa en medioterreno lo que trae como consecuencia una infracción que cambiará el curso de la final; un tiro libre a favor del “Globo” desde aproximadamente 35 metros es ejecutado por F. Toledo que dispara con mucha potencia, el portero J. González da rebote que es capturado por el recientemente ingresado R. Alday que al momento de definir es derribado por el “1”, claro penal para Huracán y la responsabilidad de ejecutar recae en los hombros del capitán, F. Toledo.  El atacante muy calmado, cruza su disparo y el portero no hace mucho por evitar el tanto, es el segundo para Huracán y con este marcador son los campeones.

La forma de juego de Huracán hizo inútil cualquier intento por reaccionar de Palermo, no existía conexión alguna entre los “italianos” mientras que los rojos basaban su juego en mucho sacrificio, solidaridad y compañerismo, su rival buscaría volver a realizar su juego a base de toques, pero el estado físico ya no los acompaña y sicológicamente no encontraban respuestas. Esta es la razón por la que el resto del encuentro se dio de igual manera, Huracán contó con innumerables ocasiones de aumentar el marcador; a los 53’ F. Toledo elude a 3 rivales, dispara con mucha potencia desde las proximidades del área y su disparo se eleva por poco. A los 63’ P. Salinas dispara muy suave a las manos del portero estando completamente solo. A los 66’ C. Alonso pierde un balón debido a la presión de F. Toledo quien emprende rumbo en soledad a la portería de J. González, define bajo a un costado del poste derecho desviando cuando todos esperaban la tercera anotación.

Recién al minuto 70’ Palermo se acercó nuevamente al pórtico rival, el hombre más peligroso de los “italianos” O. Gacitúa aguanta la marca de 3 defensas y consigue disparar arrastrado, el balón se desvía en la defensa y, pese a lo poco que le han llegado, Maturana está muy atento para controlar y salir rápidamente. Cuando nos acercábamos a los 80’ la tónica del partido seguía siendo la misma, Huracán estaba más cerca del tercero que Palermo del empate; F. Toledo casi anota el gol de la final tras un centro, consigue empalmar de semi-volea, sin embargo J. González estaba muy atento para contener en doble instancia.

Un factor a considerar en este encuentro fue la gran concurrencia de jugadores de Huracán lo que permitió un constante refresco en los 11 jugadores, a diferencia de lo que ocurría con Palermo que en los minutos finales ya no tenían piernas para contrarrestar el dominio del “Globo”. Es así como las últimas opciones manifiestas de gol serán para los rojos, primero un balón recuperado por P. Ibaceta que cede para F. Toledo que al encarar a la portería se encuentra con la opción de ceder a C. Ravanal que se encontraba completamente solo, sin embargo las ganas de anotar un Hattrick fueron mayores para Toledo, que como todo goleador vive con el arco entre ceja y ceja prefiriendo disparar a portería, para su infortunio el balón sale muy desviado y los compañeros le recriminan su decisión. Tras cartón, O. Roa pierde un balón en terreno de Huracán, los rojos salen rápido en contragolpe y la oportunidad ahora es para Ravanal, que tiene tiempo para mirar, acomodarse y rematar con mucha violencia, pero J. González hace mérito y se manda la atajada del partido al desviar al lanzamiento de esquina.


Finalmente, el árbitro mira el cronómetro, manos al cielo y Huracán se corona campeón de la Serie de Promoción de la Liga Internacional. Ingresan los jugadores a la cancha, el abrazo es generalizado, mucha emoción y alegría entre los jugadores y director técnico del “Globo”.

La figura de la final fue el goleador F. Toledo que se ha transformado en el referente, no solo en este partido sino en toda la campaña, del elenco de Huracán culminando con 14 goles en 13 partidos disputados, gran efectividad para el “19” que es el encargado de levantar la copa.

Felicitaciones a un equipo que basándose en el esfuerzo y compañerismo consigue el tan anhelado campeonato, tras un 2011 con más sin sabores hoy culminan la campaña como el mejor de la Serie. El próximo torneo el desafío será aún mayor al deber enfrentarse a los equipos que conforman la Serie de Honor. También hay que felicitar a Palermo, que si bien no tuvo una mañana afortunada, es un gran equipo que basándose en el futbol a ras de piso y juego limpio consigue un más que merecido ascenso. Sin dudas, dos equipos que buscarán dar que hablar en el Clausura 2012.

spacer
Encuesta
¿QUIÉN SERÁ EL CAMPEÓN DEL APERTURA 2014 DEL FÚTBOL NACIONAL?: